El placer de errar

El otro día cargué los portaplacas de La Bastarda con papel fotográfico de una vieja caja caducada que había por casa de hace unos 12 años y me fui a hacer fotos tan feliz sin saber que el papel estaba velado. Me di cuenta revelando que eso se ponía muy negro, Joer, con lo que me había currado las tomas!.

Bueno, pues después de todo los positivados me gustan, es más, me encantan. Nada de Photoshop, solo fotografía real, directa, magia de luz y química. Realmente me esperaba  otro resultado tal y como me había planteado las fotos, pero este tan inesperado es placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s